Crónicas de Devoto

31 | 05 2012 Comentarios desactivados en Crónicas de Devoto

A partir de las características del Género Crónica y después de leer algunas Aguafuertes Porteñas de Roberto Arlt,  alumnas de 3er Año A escribieron  crónicas relacionadas con el Barrio de Devoto. Aquí publicamos tres de ellas y esperamos que se diviertan con su lectura.

 

Las tranquilas calles del Colegio… por las mañanas

Por Sofìa Scodelaro, Tercer Año.

 Entre las calles Pedro Morán y Marcos Paz las mañanas se vuelven agotadoras, ruidosas y hasta desesperantes. Usted quiere ir a trabajar, estudiar o hacer algún viaje importante, y estas sencillas calles son las que se lo impiden. En el medio de ellas está mi colegio, Villa Devoto School, y ésta es una de las razones más obvias por los cuales esta zona es complicadísima. ¿Por qué? Por el simple hecho de la impaciencia de los alumnos, o padres de ellos.

 Gritos, bocinas, llantos de niños que no quieren entrar al colegio, mujeres desesperadas por pasar con el auto y corridas de adolescentes preocupadísimos por una simple llegada tarde, son las cosas que uno puede encontrarse en Pedro Morán. Se pueden ver 10 autos en esa misma cuadra tocando bocina alocadamente solamente para poder avanzar aunque sea unos 2 metros. Las bocinas de los autos hacen que su tímpano quiera estallar, y los gritos de la gente, que su mente piense seriamente en suicidarse. Mejor ni hablemos de atravesar la calle. En ese momento, pareciera que una madre de algún alumno preferiría dar su vida antes que perderse unos 10 segundos dejando pasar a un adolescente que necesita cruzar la calle para llegar a su aula. Lo digo por experiencia. Nunca me quedé menos de 5 minutos parada en la vereda esperando que alguna persona con paciencia frene y me deje pasar. Pero es cuestión de acostumbrarse.

En los 100 metros de esa cuadra, se pueden ver 10 autos, de los cuales 7 aproximadamente, pertenecen a alumnos del Villa Devoto School. También está la presencia del micro escolar, el cual siempre tarda unos 5 minutos en doblar la esquina. Por ende, atrasa la fila, altera a la gente y es culpable de varios tardes o hasta ausentes, en muy pocos casos, de alumnos que llegan después de las 7, 45hs. por la torpeza del chofer en doblar un simple volante calculando el giro de su autobús.

Para ser sinceros, me considero una persona respetuosa y paciente. Lo puedo notar viendo a otros alumnos hacer gestos de manera maleducada, o hasta decir malas palabras a las demás personas.  Por suerte nunca tuve la ocasión de toparme con algún pleito, pero sí con discusiones entre mamás, papás y hasta abuelos tranquilos que solamente querían salir a caminar por la calle a la mañana. También tuve el caso de presenciar más de un choque, y esto ocurre porque los autos se desesperan por avanzar, y, lógicamente, calculan mal. Pero, de todas maneras, agradecí  estos pocos hechos ya que me ayudaron a despabilarme esas mañanas. Desgraciadamente no puedo decir que agradezco las bocinas y gritos, ya que en lugar de despabilarme, empeoran mi humor y me dan ganas de algún día quemar todo y volverme a mi casa a mirar tele.. Parecido es el caso del hombre de la esquina del colegio, quien inofensivamente intenta dormir todas las mañanas a las siete, pero estos hechos se lo impiden y lo despiertan cada día. Por lo tanto, digo que lo puedo entender perfectamente si algún día el colegio aparece hecho trizas.

Cuando uno puede al fin llegar a su aula en buen horario, hablando ocasionalmente, piensa que ya superó todos los obstáculos de estas calles. Lamentablemente, después de 10 minutos, se arrepiente de su pensamiento al ver llegar un alumno tarde, a los gritos, despeinado, desesperado, con aspecto de una persona que acaba de salir de una jaula llena de leones, y quejándose porque, por culpa de esa simple calle llamada Pedro Morán, tiene un cuarto más de falta. Por esta razón, uno se da cuenta de que el esfuerzo en manejar el malhumor a través de esa calle, fue en vano, ya que tu querido alumno que llega tarde, tiene inconscientemente el don de contagiarte su humor de perro completamente.

 Tardes difíciles para volver a casa

por Bárbara Borgia

 El colectivo 109 es uno de los peores medios de transporte que podemos tomar en las horas pico, cuando vuelve del centro al barrio. Son tales los acontecimientos que uno debe sobrepasar, que por su cabeza emana una  alocada idea de hacer el recorrido a pie, o en casos extremos, se podría llegar a decir, que puede actuar con violencia frente a inofensivos individuos, que para usted, claramente  no lo son.

Nogoyá, a las siete y media de la tarde, cuando la gente sale de su ocupación, es la calle más colmada en la que por cada paso recibe más de cincuenta pisotones, empujones y hasta redundantes insultos. Es en esa esquina, Cervantes,  que debe esperar una eternidad al mísero colectivo que además de venir sobrecargado  de paradas anteriores, usted debe tener la suerte de que el chofer decida frenar y no seguir de largo por cualquiera que sea el motivo.

En el momento en  que el móvil se frena con un ruido estrepitoso y los pasajeros lo abordan, no hay nada más irritante que tener que introducir las monedas con un bolso en cada mano, aferrándote de cualquier estructura del transporte para evitar los movimientos de inestabilidad que lo hacen a uno parecer un idiota. Cuando afortunadamente encuentra un lugar para sentarse y está cómodo, de algún modo disfrutando del viaje, una señora se le para al lado y con una mirada le indica que debe moverse del asiento y viajar parado. Es en ese momento que su paciencia, desborda, porque sabe que sus piernas se van a agotar, la mala conducción del chofer más las desastrosas calles, llenas de pozos,  van a hacer que usted  tenga que mantener el equilibrio, al mismo tiempo que sostener sus pertenencias, no molestar a ningún individuo que lo rodea y en cuanto se estabiliza, el brutal freno del conductor lo empuja para delante  y le hace perder ese control sobre usted mismo que le costó demasiado lograrlo.

Si es usted afortunado en conseguir un asiento, deberá tolerar el comportamiento de su acompañante. Ya sea un niño, quien está constantemente moviéndose y llorándole a su madre, un adolescente que intimida solamente con su mirada, un adulto que simplemente lee un libro, o un anciano, quien le empieza a hablar sin importarle lo que usted esté haciendo.

¿A quién no le gustaría terminar su ocupación  y descansar en el viaje del trabajo a su casa?. El colectivo no es un lugar apto para sosegarse. Usted debe tolerar el comportamiento peculiar de cada uno de los pasajeros,  como es el caso de las mujeres que reciben llamadas y con una voz estridente les contestan suponiendo que solo ellas están en el colectivo sin darse cuenta de que su conversación está siendo escuchada por más de cuarenta personas, o los jóvenes que están en su mundo escuchando música en altavoz sin importarle que los demás viajantes no compartan su género.

Como si tales problemas fueran pocos,  en verano, usted debe soportar el intolerable calor provocado por la gran concentración de gente que vuelve del trabajo, adherido al olor repulsivo de los cuerpos que emanan transpiración. Y en invierno, son tantos los abrigos que tiene puestos, que se le hace difícil poder sentarse cómodamente.

Cuando el transporte está colmado de gente, usted puede tener la mala suerte de presenciar un hurto y ser el propio protagonista, lamentablemente va a estar al tanto de esto una vez estando en su casa, ya que dentro el colectivo no va percibir nada.

No solo la desgracia está dentro del colectivo, también se debe ser consciente que se puede topar con un paro en la ruta o  un accidente, y tardará el doble en llegar al destino, lo cual producirá una alteración en su horario, ya que se le va a ser imposible realizar todo lo planeado.

Cuando está llegando a su correspondiente parada, debe pulsar ese botón que ha sido presionado por más de un millón de individuos. Las puertas se abren, debe dar un salto como una bailarina profesional  y luego caminar cinco, interminables cuadras, para finalmente llegar a su hogar y dejar de lado la idea de descansar por la de cocinar, poner la mesa, sacar la mesa,  planchar, lavar, ayudar a los chicos con la tarea y una vez en su cama, cuando piensa que todo acabó, se da cuenta que al otro día, debe sobrepasar la misma historia.

 Crónica de la Estación de Devoto

por Lilén Martinez

En lo que a mí respecta, Devoto es un barrio agradable, con gente simpática, donde se puede encontrar cualquier tipo de personas, y al ser un barrio suficientemente pequeño, todos se conocen y uno se vive encontrando con ellos.  Pero como cualquier otro barrio tiene sus contras, no solo la cárcel, sino también la estación con salida a la calle Enciso, que es un gran problema. Se acumulan personas y complican el paso.

Yo vivo cerca de esta Estación y transitar es complicado debido a la multitud. Las personas no entienden que la escalera del puente es doble sentido y bajan o suben ocupando todo el espacio, hay que ir haciendo “zig-zag”. Al bajar se puede encontrar un museo o frases y dibujos, por así decirlo “eróticos” sobre las paredes, y uno se siente bastante incómodo. Aunque también hay dibujos, que para mí son muy alegres y le dan un toque de simpatía.

Tampoco  hay que olvidarse de los hombres que miran y gritan cosas que no deberían. Ni hablar de horarios desde seis de la mañana a ocho, nueve. Y desde las cuatro y media a ocho de la noche, es imposible, y es más conveniente hacer todo el camino hasta la barrera, ya que por el puente no se puede caminar.

La estación está conectada a ambos lados a una plazoleta, de un lado está despejada, sin basura y se disfruta, no permiten perros (no digo que en las plazas no deberían permitir perros, solo digo que si van a llevar a sus perros, que limpien los desechos) y está todo prolijo. Hay bancos donde la gente se puede sentar y descansar un rato.

No obstante, la del otro lado está sucia, llena de basura, llena de vidrios rotos y las paredes dibujadas. Pero los grafittis son lo de menos (son alegres divertidos y coloridos y para mí solo las firmas y palabras que ponen quedan mal) ya que al caminar puede encontrar ropa vieja, rota y sucia. Se puede ver la vía y cómo la gente viaja, pero por lo menos en un tramo sí hay una reja, pero en el resto, no, y eso lo vuelve muy peligroso. Hay un camino de cemento pero es tan angosto y está tan roto que no cabe más de  una persona, y uno va tambaleándose y debe tener cuidado de no quebrarse un pie.

Cruzando el puente, es más agradable el paisaje, ya que, aunque le falta una capa de pintura y un poco más de cuidado, parece una estación “como de película”. El kiosco, la boletería y el puesto de diarios. Aunque también está un poco deteriorado y tiene sus problemas, el puesto de diarios ocupa gran parte de la estación y no deja espacio para que la gente transite, sumado a que ahí estacionan los autos y es difícil bajar a la vereda sin chocar con uno. También muy cerca está la parada de autobús y con toda la gente acumulada,se hace muy difícil caminar.

Yo no soy quién para criticar, uno podría ir por el otro camino que lleva a la estación, que es un camino más largo, pero se evitan los problemas de la plazoleta. Pero se supone que uno yendo por el camino que vaya, sea corto o largo, lo quiere disfrutar, y la verdad es que merecemos plazoletas y paredes limpias y caminos decentes. Pero al fin y al cabo, luego de “zig-zaguear”, hacer equilibrio, o soportar las paredes dibujadas y las miradas, caminar sin ser pisada por un auto, caminar sin clavarse algo o pisar desechos animales, se llega a lo que sería el “centro de Devoto”, y usted, entonces, puede hacer las compras y mirar vidrieras, o almorzar, tomar un helado en Monte Olivia y pasear un rato por la plaza y disfrutar un buen día al aire libre.

Pero luego de caminar por las veredas, ver las paredes y demás, uno finalmente llega a su destino, la boletería… y emocionado dice: – “¡por fin llegué!. Ya no más problemas” pero no, le informan que el tren tiene media hora de retraso.

Form VI students study their reaction times on the interactive screen

31 | 05 2012 Comentarios desactivados en Form VI students study their reaction times on the interactive screen

by S. Sanguinetti (Science Teacher)

As part of the road safety programme, Science 6 th form students are testing their reaction times with the foot in an experiment ( details are seen in the picture below). The results are collected in a table made on the screen for the students to copy and learn the correct way to do it. Afterwards, these results are read on a line graph on the interactive screen. In this way, each student has the opportunity to mark his own result on the graph and learn how to read it. Here are some of the photos taken and the copy of the graph made with the activInspire software.

 

Primary Book Fair

30 | 05 2012 Comentarios desactivados en Primary Book Fair

Del 14 al 18 d mayo se llevó a cabo nuestra “Book Fair” de primaria inglés. En ésta oportunidad la realizamos con la colaboración de Edytex, que nos acercó  gran cantidad de material. Cada curso la visitó a lo largo de la semana. Los alumnos de Form III disfrutaron de la narración del libro “Puff the magic Dragon”, un clásico que se renueva con una nueva edición de la conocida canción y los de Form II  disfrutaron de “The Gruffalo”, las aventuras de un un ratón que supera los peligros del bosque con su astucia. Ambas narraciones estuvieron a cargo de Luisa Feuerman. Form I por su parte escuchó “Seven blind mice”.

Entre las actividades relacionadas con la Book Fair se realizó una rifa de libros. La condición para participar fue traer “tapitas” para el Hospital Garrahan. Los ganadores fueron: Damián Glasbauer, Delfina Costa y Juan Cruz Yacopino.


Essarp Creative Writing Competition

30 | 05 2012 Comentarios desactivados en Essarp Creative Writing Competition

En el día de ayer cinco alumnos de Secundaria y tres de Primaria concurrieron al Essarp Creative Writing Competition.

Les agradecemos a Pilar, Juan Ignacio, Valentina, Ismael, Tomás, Natalia, Sofía y Mariana que hayan ido a representarnos manifestando su talento.

5º Año – Biología. Observando la oxidación de azúcares

30 | 05 2012 Comentarios desactivados en 5º Año – Biología. Observando la oxidación de azúcares

El prof. Daniel Paredes realizó una experiencia con alumnos de 5to año para mostrar la oxidación de azúcares en un caramelo “Yummy” y comprender que hay energía contenida en los alimentos. Aquí hay algunas fotos de la actividad realizada.

Investigando taxismos con los alumnos de biología de Primer Año

30 | 05 2012 Comentarios desactivados en Investigando taxismos con los alumnos de biología de Primer Año

 

Para investigar taxismos, la Prof. Viviana Cutri realizó una experiencia con lombrices donde se evaluó su comportamiento ante distintos estímulos (luz y humedad). La experiencia también sirvió para observar la forma de desplazamiento de las mismas y repasar sus características estructurales. Se tomaron fotos y videos durante la experiencia.


Alumnos de VDS que nos representan en la Olimpíada Matemática Ñandú 2012

30 | 05 2012 Comentarios desactivados en Alumnos de VDS que nos representan en la Olimpíada Matemática Ñandú 2012

Agradecemos la participación de todos los alumnos de primaria que se han inscripto en la Olimpiada Matemática Ñandú y felicitamos especialmente a los que han aprobado la instancia Interescolar y representarán a Villa Devoto School en el Certamen Zonal, a llevarse a cabo el jueves 14 de junio. Ellos son:

Valentina Bruno, Matei Kavcic, Paula Lupiañez, Bianca Seráfica, Damián Glasbauer, Mila Langone, Matías Manzur, Pedro Santana Giacon, Facundo Zimbimbakis, Tomás Aguinaga, Aaron Chung, Leandro Nieto, Victoria Rodríguez Auon y Valentina  Varetto.
¡Les deseamos éxito para esta nueva etapa!

Séptimo grado al Exploratorio

30 | 05 2012 Comentarios desactivados en Séptimo grado al Exploratorio

Los alumnos de 7º A, B y C visitaron el Exploratorio de San Isidro. Experimentaron con óptica, electricidad, mecánica, ondas sonoras y energía.

Viaje a la estancia La Catita

29 | 05 2012 Comentarios desactivados en Viaje a la estancia La Catita

Los alumnos de 6º grado A, B, C y D concretaron el viaje de estudios a La Catita durante el  mes de mayo. En el lugar disfrutaron de las actividades propias de una estancia agrícola y ganadera. Concurrieron a la manga donde pudieron ver la vacunación del ganado, pesar los animales y observar la tarea del encargado de la estancia. También tuvieron la oportunidad de visitar un tambo mecánico y recorrer el pueblo de La Niña. Disfrutaron de las explicaciones de Ricardo, el dueño del lugar, quien se refirió al trabajo que se realiza con los animales que allí se crian.

Fue una experiencia enriquecedora y todos lo pasaron muy bien!!!

Compartimos con ustedes algunas fotos…

Jardín de hortalizas

28 | 05 2012 Comentarios desactivados en Jardín de hortalizas

Comenzamos nuevamente con nuestro Proyecto “Jardín de hortalizas” ó  ”Vegetable Garden”.  Nuestros objetivos son:

  • Educar para la sustentabilidad en un nuevo contexto internacional en el que se busca que los alumnos no solo aprendan conceptos sino adquieran competencias necesarias para un aprendizaje permanente y autónomo.
  • Proponer actividades  en las que los niños complejicen, enriquezcan, amplíen y organicen sus conocimientos acerca de un ambiente natural sustentable.
  • Producir sus propias hortalizas.

Una vez por semana cada sala visitará el jardín de hortalizas y cada grupo tendrá asignada una tarea diferente:

  • Preparado del suelo
  • Siembra
  • Riego
  • Elaboración de plantines
  • Cuidado del invernáculo  (nursery de plantas)
  • Trasplantado
  • Cosecha

A lo largo del proyecto todos los niños tendrán la posibilidad de participar de las distintas actividades  desde la siembra de las semillas hasta la cosecha de las hortalizas.

VDS Kindergarten